El Alcohol cerca de todos

01.01.2021

El aprendizaje de las normas es imprescindible para los individuos. La familia constituye el primer grupo social en el que aprendemos a convivir, por este motivo los padres y madres son los protagonistas en la preparación de sus hijos para su aprendizaje social y en el ejercicio de la libertad responsable.

En ocasiones, tenemos dificultades para hacernos entender, para comprender lo que el otro nos dice y para dialogar de una manera efectiva. La familia es el primer entorno en el que aprendemos a comunicarnos y por eso es muy importante que como padres y madres revisemos cómo lo hacemos.

¿ Que saben los jóvenes sobre el Alcohol? ¿ Que saben los padres?

Los riesgos de tomar alcohol, ¿Lo perciben los padres? ¿ Lo perciben los hijos?

Los padres pueden ayudar a sus hijos a tomar consciencia  y establecer unos límites.

¡Vamos a escucharles!. ¿ Que opina tu hijo sobre el Alcohol?

HABITOS DE CONSUMO

La edad media de inicio en el consumo de alcohol se sitúa entre los 13 y los 16 años y, en general, se observa una tendencia estable de la evolución.

El 81,9% de los jóvenes entre 14 y 18 años ha consumido alcohol en el último año y el 74% en el último mes.

Más de la mitad de los jóvenes entre 14‐18 años han hecho botellón en el último mes. A los 14 años, 1 de cada 4.

La mitad de los jóvenes de 17 años ha hecho BINGE DRINKING o consumo intensivo de alcohol (beber 5 ó más vasos/copas en unas 2 horas) en el último mes.

Son más habituales los consumos intensivos (borracheras y binge drinking) entre los que hacen botellón que entre los que no lo hacen.

Los lugares donde la mayoría de los menores consiguen las bebidas alcohólicas son los supermercados (61,8%) y los bares y pubs (57,7%).

6 de cada 10 menores consumen alcohol en bares/pubs y 5 de cada 10 en discotecas. El 57% lo bebe en espacios abiertos.

FUENTE: Encuesta sobre el uso de drogas en estudiantes de Enseñanzas Secundarias de 14-18 AÑOS, ESTUDES 2012/2013. Observatorio Español sobre Drogas. Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

¿Vemos a nuestros hijos reflejados en estas cifras? ¿Percibimos riesgos relacionados con el consumo de alcohol o de otras drogas? 

¿Conocen los padres los hábitos de los hijos?

Los estudios indican que cuanto más se retrasa el inicio en el consumo de alcohol, menor es la probabilidad de tener consumos problemáticos de alcohol o de probar otras drogas, reduciéndose los riesgos asociados.

Los padres y madres de hijos e hijas adolescentes tienen una información poco precisa del consumo de alcohol y tabaco de sus hijos. Así mismo, los padres subestiman los lugares donde consiguen bebidas alcohólicas sus hijos e hijas adolescentes. 

Muchos padres piensan que sus hijos consumen menos alcohol y otras sustancias psicoactivas de lo que los propios jóvenes dicen que consumen. Y minimizan que se venda bebidas alcohólicas en bares y lugares recreativos de forma normal a menores de edad, o que estos menores beban en los jardines o en casas de amigos. Si los padres y madres tomáramos conciencia de la realidad del consumo, ¿nos implicaríamos más en la prevención?

Conductas derivadas del consumo de alcohol

A medida que los hijos se van haciendo mayores y entran en la adolescencia, quieren gestionar por si mismos su tiempo libre, y les molesta ser cuestionados y supervisados en el modo de organizarse. Además, su tiempo de ocio comienzan a compartirlo con los amigos y acuden a nuevos espacios para disfrutarlo: parques, instalaciones deportivas, centros comerciales, discotecas, etc.

Tienen la necesidad de conocer nuevos entornos, vivir nuevas experiencias y los amigos se convierten en los compañeros ideales para ello. El tiempo libre y el tiempo de ocio de los adolescentes es también un tiempo de preocupación para los padres: sufrimos con la autogestión de nuestros hijos, con sus salidas, con no saber qué hacen y por este motivo es importante que estemos preparados.

Es importante que visualiceis los videos para compreder mejor todos los conceptos

Efectos del consumo de Alcohol en jóvenes 

Una persona que ha bebido (desde las primeras copas):

  • Tiene la sensación de euforia, desinhibición, aumento de la sociabilidad, autoconfianza, pero además, la capacidad de juicio y de control disminuye.
  • Reacciona de forma más lenta, con menos precisión y coordinación porque los centros cerebrales se van adormeciendo. Al mismo tiempo, sobrevalora sus capacidades, por lo que debemos transmitir a nuestros hijos que NUNCA DEBE CONDUCIR, NI DEBE SUBIR EN VEHÍCULOS CUYO CONDUCTOR HA BEBIDO. En estos casos hay que utilizar el autobús o el taxi.
  • Sus emociones pueden pasar de la alegría y la euforia al llanto, la irritabilidad e incluso la agresividad. De ahí los episodios de peleas y vandalismos que ocurren en zonas de discotecas los fines de semana.
  • Cuanto más grande es la intoxicación (la borrachera), su pensamiento se vuelve más confuso y se comporta de forma más irresponsable, hasta incluso no recordar nada de cuanto dijo o hizo.

Si Bebes algo, pues no pasa nada¿?

El alcohol es alcohol (etanol) aunque tomes poco. Los menores de edad no pueden probarlo porque son más vulnerables orgánica y psicológicamente.

Chicas y Chicos son iguales ante el alcohol.

Ante la misma cantidad de alcohol ingerida, a las mujeres les afecta más, se emborrachan más fácilmente y los efectos duran más en el tiempo, debido a que el hígado de la mujer metaboliza el alcohol con más lentitud (y también porque suelen tener menos talla y peso que los chicos).

Beber ayuda afrontar los miedos, problemas y las frustaciones.

En realidad impide afrontar situaciones difíciles, no permite desarrollar recursos personales para arreglar las cosas, con lo que frena que la personalidad madure, algo muy necesario en la adolescencia y juventud.

El que aguanta bien la bebida es porque sabe beber.

Aguantar más la bebida no quiere decir que te perjudique menos, sino que tienes desarrollada mayor tolerancia y con ello más facilidad para depender del alcohol.

Quita el Frio¿?

Todo lo contrario, el alcohol produce hipotermia, es decir enfría el cuerpo por dentro ya que hace que los vasos sanguíneos de la piel se dilaten y se pierda calor corporal. Hay que decirle a los chavales que si beben, no se queden en la calle tirados si hace frío, porque pueden morir de hipotermia.

El Alcohol Alimenta

Son calorías que los médicos llaman vacías ya que a la larga, producen pérdida de apetito y anemia.

Mejora las Relaciones Sexuales

Shakespeare ya decía que el alcohol anima el deseo pero se lleva la acción, además de impedir que te acuerdes de lo que has hecho...

EQUILIBRIO ENTRE LAS NECESIDADES ADOLESCENTES.

  • Manifestar su independencia.
  • Gestionar las influencias del grupo de iguales.
  • Relativizar las normas y conocimientos aprendidos en la familia.
  • Reconocerse como un ser valioso.
  • Sentirse aceptado por el grupo.
  • Experimentar la independencia física y psicológica de su entorno familiar.
  • Encontrar el equilibrio entre sexualidad y afectividad.

PERO, ¿QUÉ OPINAN SOBRE LOS RIESGOS DEL ALCOHOL?

  • Cuanto mayor es el riesgo percibido, menor es el consumo.
  • Las chicas tienen una percepción de riesgo mayor que los chicos para el Consumo habitual de alcohol. Sin embargo,
  • para el consumo esporádico los chicos muestran mayor percepción de riesgo.
  • Conforme los adolescentes preguntados se acercan a la mayoría de edad, tienen menor percepción de riesgo.

FUENTE: Encuesta Estatal a Estudiantes de 14 a 18 años. ESTUDES 2012/2013. Observatorio Español sobre Drogas.

¿Qué podemos hacer?

Los padres podemos intentar averiguar qué esperan conseguir los hijos al beber. Ellos esperan del alcohol algo positivo al adjudicarle cualidades que no tiene. Si los padres nos interesamos por conocer lo positivo que nuestros hijos esperan lograr cuando beben, podremos ayudarles a modificarlo, aportándoles unas expectativas más realistas.

Experimentar la independencia física y psicológica de su entorno familiar. Encontrar el equilibrio entre sexualidad y afectividad.

Los adolescentes viven una etapa con grandes cambios físicos, cognitivos, emocionales y sociales. En este proceso tienen que consolidar su autonomía y buscar el equilibrio; por ello tienen diferentes necesidades.

¿Qué esperan conseguir los jóvenes al beber?

Como vemos, para los jóvenes las bebidas con alcohol funcionan a modo de pócima mágica, como forma de afrontar los problemas propios de la adolescencia. Según ellos, les ayuda a superar la timidez, a evadirse de las dificultades y conseguir la aceptación de los demás. Esta es la clave: ESPERAN CONSEGUIR ALGO FÁCILMENTE, EN LUGAR DE CONFIAR EN ELLOS MISMOS Y CONSEGUIRLO CON SU PROPIO ESFUERZO.

Importante

Cuando expliquemos a los niños y adolescentes los efectos y riesgos del consumo de bebidas alcohólicas, debemos hacerlo con ejemplos cercanos a su vida, no con la imagen del alcohólico (como borracho desaliñado durmiendo en un banco), totalmente lejana de su experiencia personal ya que no será tenida en cuenta y lo alejará del efecto realista que buscamos.

Te invitamos a que preguntes, sugieras o compartas dudas, experiencias. Danos tú opinión es importante que entre todos conozcamos los problemas reales del Alcohol.